Crecen las denuncias por acoso laboral, un problema que afecta a uno de cada seis empleados de en España.

Los más hostigados son los funcionarios, los trabajadores de servicios y las profesiones con mayor interaccion personal.

 

Los estudios sociologicos dieron la alerta y el significativo aumento de denuncias interpuestas por acoso moral en el trabajo han ratificado una evidencia: en España, donde uno de cada seis empleados sufre algun tipo de daño moral, no hay unos criterios rigurosos para definir este mal, ni legal ni clinicamente. Acoso laboral es un concepto inexistente en el mundo del Derecho, el sistema juridico vela por la proteccion generica de la dignidad pero las agresiones que generan el mobbing son juridicamente neutras, asevero ayer el magistrado Luis Martinez Garrido de la Sala de lo Social del Tribunarl Supremo, dureante la presentacion del XIII Congreso Nacional de Psiquiaria Legal que arranca hoy en Málaga.

La discusion esta servida y es que no solo en terminos de Jurisprudencia gira la cuestion. Los profesionales de la psiquiatria advierten dde la dificultad en la deteccion de los sintomas del mobbing, ya que el sindrome no existe como tal, y de momento se asocia a estados de ansiedad y depresion que pueden estar originados por otras cuestiones, preciso el presidente de la Sociedad Española de Psiquiatria Legal , Lorenzo Llaquete.

Los caos de acoso moral en el trabajo han aumentado en España hasta el punto de que supera la media europea de afectados por este mal. Como explico el catedratico de Psiquiatria Alfreco Calcedo, la importancia mediatica que ha alcanzado el problema, la precariedad laboral, la competitividad o la presion sindical han dado lugar a situaciones de estres que influyen notablemente en la estabilidad del trabajador.

Por sectores, los funcionarios y el personal del sector servicios y en general las profesiones que requieren de mayor interaccion personal son las ocupacones mas proclives a a padecer  un conflicto que cada vez con mas frecuencia acaba en los tribunales donde como explico Martinez Garrido cuesta determinar si el problema es real o ficiticio: Solo en un 10% de los casos hay evidencias de acosos, sentenció.

Una cuestión relativa

Alrededor de un tercio de los casos que llegan a los tribunales superiores de Justicia españoles se refiren a acoso laboral, segun explicó ayer el especialista en psiquiatria legal José Manuel Romacho. De ellos alrededor del 80% acaban por desestimarse. Ante la falta de criterios rigurosos, la relatividad sigue siendo una constante en la cuestion legal que rodea al mobbing.

La jurisprudencia no recoge la mayoria de las formas de vejacion moral que se pueden producir en el trabajo a lo que se une la dificultad para cuantificar y sobre todo probar el daño moral o psicológcio que estas actitudes pueden llegar a provocar en el empleado. De echo solo el 10% de las inspecciones laborales efectuadas en el ultimo trienio detectaron pruebas tangibles de acoso.